sábado, 24 de noviembre de 2007

EL MURO


Esta hablada es de Cardona Puña, digo Peña...
Chisme patrocinado por: Terox.



Del cuarto, situado al extremo de un largo pasadizo, salían voces quedas, susurrantes, que el silencio alargaba.

-Debemos llevarnos a la señora Ana – murmuró alguien.
-Olvídese de ella – contestaron -. Últimamente la he estado observando y su conducta me parece muy extraña.
-Pero es tan paciente, tan abnegada…
-No insistas. Debemos irnos los dos, solos.

Se escuchó un gemido, que rodó por los corredores repartiéndose en ecos menudos.

-¡Calla! ¡Calla!

Los gemidos continuaban, y entonces…

-Has ganado. Pero verás cómo nos traerá complicaciones.
-¡Gracias! Ya me siento mejor.
-Debemos comunicárselo ahora mismo, y salir inmediatamente.

La puerta se abrió, subieron por una escalera, y se detuvieron frente a un cuarto.

-Señora Ana…
-¿Eh? ¿Son ustedes?
-Sí.
-Esperen…

La interpelada encendió una vela, fue a abrir y los miró.

-¿Qué sucede?
-Se ha vendido la casa. Dentro de pocas horas vendrá el nuevo propietario y debemos marcharnos.

La señora Ana puso tamaña cara de asombro.

-¿Marcharnos?
-Después de tantos años de vivir a su lado, nos parece injusto abandonarla.
-Se lo agradezco, pero…no puedo. Yo…
-¡Síganos!

La luz de la vela chisporroteó por el aliento del que emitió la orden, y la anciana (porque la que habían despertado pasaba de los ochenta) comprendió que era peligroso e inútil negarse, y los siguió, moviendo la cabeza, iluminándose con la vela que temblaba en su mano. Atravesaron en silencio varios corredores.

-Señores, yo les suplico que me dejen en paz. En cinco años no les he causado molestia alguna, les he servido bien, y…
-Por eso mismo, señora Ana; por eso mismo. ¿Qué será de usted en esta casa, sola, con gente extraña que no la comprenderá?

Al llegar al final de un pasillo se dirigieron a la izquierda, donde comenzaba una escalera de caracol, y la viejecita tuvo miedo.

-¡El muro! –pensó-. ¿Y ahora qué hago?

Entonces, fingiendo recordar algo, les dijo:

-¡Vaya, vaya! Me olvidé de informarles que no podemos salir. La puerta de entrada no se abre, pues di al cerrajero la llave para que la arreglase. Me prometió que regresaría a las siete de la mañana con una nueva, y como no la necesitaba antes, pues…
-¿Qué está diciendo? ¡Déjese de tonterías!

Estaban ya en el sótano, frente a un grueso muro de piedra lamido por el tiempo.

-¡Vamos! ¡Pronto! ¡Ya está amaneciendo!

Avanzaron, pero ella se detuvo. Sintió que la traspasaban con sus miradas brillantes.

-¿Qué hace ahí como una estatua? ¡Síganos!

Fue entonces cuando se armó de valor.

-Señores - les dijo solemnemente - , yo no puedo franquear es muro, porque … ¡No estoy muerta!

Se escuchó un alarido terrible, que repercutió por el vasto caserón, y en seguida dos figuras altas y blancas atravesaron como un hálito el grueso muro de piedra. La viejecita inició el regreso a su cuarto, murmurando con vos desdentada:

-Siempre temí decírselos, siempre. Pero esta situación no podía continuar indefinidamente. Fue buena la idea de escribir una carta anunciándoles el cambio de dueño. Pobrecitos. Que Dios tenga piedad de sus almas.

12 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

Mire usted Peraloca, digo: Pericles, siempre me gustó leer a Carona Puña, pero es igual leer a Cardona Peña, pero este texto no lo conocía, está bueno de verdad... ¿y de verdad es de él? Como sos tan poco serio, es capaz que lo escribió Katica. "El muro", uno pensaba que solo Pink Floyd ponía ese título. ¿Cómo sigue de la próstata? ¿Ya le quitaron los pañales? Apareció Fabián Sales ¡otra vez!

Terox dijo...

WV, mae, más respeto, ese texto es de don Alfredo, iii ñor. Seguro Ud conoce solo poesía...pero el mae tenía su lado Pericléctico...

Por cierto, se ve que Uté y la tal KTiK le tienen mucho cariño al compa...pero esos son amores que matan...

mi despertar dijo...

Me ha encantado tu blog
Abrazos

wílliam venegas segura dijo...

Vale que por aquí aún no llega Gorgoritos... para cantar, que es buen bloguero (¿o bloguera?).

εïз Azarukita εïз dijo...

Buen texto Pericles!!! Cómo va mi amiguito?? Todo bien?
Tanto ratoo sin pasarse, en mi casita lo extrañan con sus locuras, bueno, un beso, y que estés bien!
:)

εïз Azarukita εïз dijo...

Holaaaaaa, CÓMO VAS???
Vaya!!! Qué bueno, no sé, quizás nací en el año equivocado jeje, xD, Rezillos es excelente!! Top of the Pops, no sé, me pone como alegre jejeje! Y The Ramones es ya todo un clásico de por si. A ver qué día, me cuenta de otros grupillos así, al estilo Rezillos! xD.
Que estés bien
Un abrazoooooooooooo!
Saludos!

wílliam venegas segura dijo...

Nada, que no sé quién es Gorgojitos, digo, Gorgoritos.

wílliam venegas segura dijo...

Lo dePericles o Peraloca y Térox (me imagino que es con tilde) parece lo del dr. Yequil y mr. Jaid.

Pericles: ¿aún orina con mangueras después de lo de la próstata? ¿Ya...?

Terox dijo...

Cómo le puse en el otro post...

Sorry Venegas (o es Ktica? Ni que fuera el varón Ashler, de Mazinger...), soy Terox con acento en la O, y Pericles no es nada mío...así que no me venga a meter en ese relajo que se tienen Uds.

Heroe Anonimo dijo...

Vo etás loco vite!!!


Pericles y Terox son más que amigos.....buajajajajjaja...


el texto está solo bueno!!!

Y si estas loco loco..ç

Internado en el Chapui!!!

K-ti-K dijo...

Primero: Peri el texto me encantó!
Segundo: William... no señor no lo escribí yo!!!!
Tercero: Terox, aqui nos queremos todos... usté tambien es bienvenido a ser querido... no ve q los corazones estan muy vacios, llenemoslos de amor, y todo irá caminando mas facil.
Cuarto: Gorgoritos, q lindo es nick... me da una sensacion de tomar 7Up muy fria... jajajaja
Quinto: Oigame TerOx... no se enoje! esto no es un relajo es un convivio... venga pa'ca!... no sea arizco! jajajaja
Sexto Sexto Sexto (juuuaaaa el numero de la bestia)... eh digo tu numero Peri... Un saludaso... ya tengo al gui, no no guilliam, sino al guiskito... cada dia mas cerca!!!!
nos si yu!

Amorexia dijo...

Cardona Peña, un grande de la literatura nacional, tuve oportunidad de hablar con él en persona en su última visita a CR, ya le habían cortado una pierna, y tenía el mismo ánimo ávido de la tristeza de lo que siempre escribio. Buen y merecido homenaje, gracias Pericles, gracias Terox, gracias Alfredo!